18.2.08

Geografía interminable


(Foto: María Ramírez. Fuente: "El país de las naranjas azules", artículo suyo de El Mundo)
.
Hoy parece que ha nacido un nuevo país, Kosovo.
.
Creo que esta mañana Carlos Herrera contaba muy bien, de forma resumida y como casi siempre con gran sentido común, lo que está pasando, lo que pasó, lo que puede pasar con esta situación, os invito a escucharle en el siguiente vínculo, seleccionando "Herrera en la Onda 18/2/2008", pasados unos segundos con su habitual "buenos días, malegro" empieza a desgranar la situación.
.
Hace ya una larga década Europa vivió una guerra en su corazón, casi un siglo después de la Gran Guerra de nuevo los Balcanes sangraban horror, miseria, dolor, muerte... Puede que aquello nunca pueda terminar de forma civilizada, porque cada nuevo episodio abre más heridas, causa otras nuevas y salta los puntos de las cicatrices, las más frescas y las que se creía extinguidas, curadas, superadas.
.
Como entonces, la división en Europa, en la Europa oficial y comunitaria, puede favorecer el futuro enfrentamiento. Si (en mi humilde opinión) gran parte de la culpa de la Guerra de la Ex-Yugoslavia la tuvo por una parte Alemania, que alegremente se dedicó a reconocer nuevos países según se proclamaban, no se quedaron atrás las instituciones comunitarias que, acomplejadas, dejaban que la limpieza étnica se cebase con cientos de miles de inocentes sin decidirse a intervenir militarmente e imponer paz en la zona.
.
Al final, como siempre, tuvieron que venir los Estados Unidos a meter baza, pero no por ese imperialismo que a muchos les gusta enarbolar para atacarles, sino por nuestra cobardía y nuestra manía de mirar hacia otro lado esperando que todo se solucione por sí sólo, con el diálogo y las maneras diplomáticas por delante. Cuanto vil heredero de Neville Chamberlain y su apaciguamiento. Si no dió resultado con Hitler ¿qué hace pensar que lo dará con cualquier otro de su calaña? Luego resulta cómodo y fácil acusar a USA de ser "la Policía del planeta", pero claro, si nadie se decide a serlo... tiene también gracia de que despreciemos esa obsesión suya con llevar a miles de sus jóvenes, a decenas de miles, a morir a nuestras playas, a nuestros campos, a nuestras ciudades, a defender lo que nosotros no hemos sabido defender. Si se mirasen el ombligo tanto como nosotros hoy Sarkozy no le diría a Carla Bruni "je t´aime" sino "Ich liebe dich", pero en fin, esa es otra historia y dejaremos las ucronías para otro día... y otro día le sacudiré estopa también a los yankees, claro, que no se van a ir de rositas.
.
La cuestión es que entonces tuvo que venir Clinton a promover un ataque de la OTAN (dirigida por Javier Solana, por cierto) contra los Serbios de Slovodan Milosevic, Radovan Karadjic y demás angelitos, y a pesar de no contar con mandato expreso de la ONU no hubo problema en que soldados del Ejercito Español combatieran en la zona de manera activa y que aviones españoles bombardearan posiciones por orden de nuestro Presidente del Gobierno Felipe González. Más vale tarde que nunca.
.
Hoy, como digo, nace un nuevo país, Kosovo se independiza de Bosnia merced a la mayoría de orígen albanés que ha ido haciéndose con el teritorio desde la época de la Guerra de la Ex-Yugoslavia, y rápidos han ido a bendecir la declaración de independencia, unilateral y al márgen de la legalidad internacional que marca la ONU para estos procedimientos, naciones poderosas como los propios Estados Unidos y los mandamases de la UE como Alemania, Gran Bretaña, Francia... los que parten el bacalao.
.
España se ha negado a reconocer a Kosovo, al igual que otros socios comunitarios de los que no pintan tanto en el seno de la UE como Eslovaquia, Rumanía, Chipre y Grecia, especialmente estas dos últimas, Chipre por el contencioso que mantiene con Turquía y Grecia por la proximidad geográfica y la tensión que puede acarrear el acercamiento hipotético entre Kosovo y Albania y el conflicto latente que puede desarrollarse de nuevo en la zona.
.
Nuestro caso es evidente, por mucho que la UE declare que esto no sienta ningún precedente, está claro que las sensibilidades (¿?) nacionalistas de País Vasco y Cataluña reciben como agua de mayo una noticia como esta.
.
Lo que me sorprende, y por eso también encabezo estas reflexiones con esa foto magnífica, es que Bélgica se declare a favor del reconocimiento de la independiencia de Kosovo. Bélgica lleva NUEVE MESES con un Gobierno PROVISIONAL. Bélgica es un país en que la mitad francófona y la mitad neerlandófona llevan años sin entenderse, y no precisamente por cuestiones estrictamente idiomáticas. De hecho no son pocas las voces que claman por la división del país.
.
Si leéis el mencionado artículo de El Mundo titulado "El país de las naranjas azules" veréis la particular batalla que existe allí y cuya plasmación más gráfica y evidente podéis ver en esa fotografía, en la que para llegar a Bruselas, según vayas por el cartel en francés o en neerlandés... ¡¡¡no tienes la misma distancia!!!
.
No obstante ellos (en fin, su Gobierno provisional) están a favor de que Kosovo se independice de Bosnia. Pero claro, ellos son un país civilizado, que no se alza en armas para solucionar sus problemas, que no agrede al contrario para imponer sus ideas, que no extermina al diferente simplemente por el hecho de serlo y para consolidar su supremacía política, étnica, religiosa.
.
Quizá se les escape un pequeño detalle llamado Historia. Sobre todo a mentes tan preclaras como el Ministro de Asuntos Exteriores francés, homólogo de nuestro Moratinos (enseguida entenderá el chiste el inquieto lector) cuando declara esta tarde que "esto es el final de los problemas en los Balcanes". Nadie es profeta en su tierra, pero este preclaro prohombre de la patria no sería profeta ni en el último planeta del Universo.

1 comentario:

achopijo dijo...

Vietnam no ha reconocido a Kosovo. Con un par.