1.7.09

Padres (y madres) de la patria


Si yo lo comprendo.
.
La vida del representante del pueblo es dura y azarosa. Son múltiples los esfuerzos y sacrificadas las penalidades por las que tiene que pasar el diputado, y más si tiene cargos de responsabilidad en el Gobierno de turno.
.
Pero se afrontan tales retos siempre con afán de superación, con estoicismo, con saber estar y con esmerada educación. Todo un ejemplo para la ciudadanía, que observa satisfecha la disposición, la entrega y el siempre adecuado comportamiento de aquellos a quienes elige para que lleven a buen puerto la nave que es España.