20.1.09

President Obama


Fotografía de AP Photo/Alex Brandon, extraída de la recomendable galería de The Big Picture
.
En estos momento se escribe la Historia.
.
En Estados Unidos jura como Presidente Barack Hussein Obama. Demócrata. Portador de los sueños de cambio y el anhelo de regeneración de millones de conciudadanos y de muchos millones más de ciudadanos del resto del mundo. Para algunos, heredero de la ilusión que promovió John Fitzgerald Kennedy. Para otros continuador del sueño de Martin Luther King. Él mismo se acoge a la sombra protectora de Abraham Lincoln, repitiendo su célebre viaje en tren por toda la nación y celebrando ayer su último día como Presidente electo en el Lincoln Memorial.
.
¿Donde está el "hecho diferencial" de este nuevo presidente? En que es negro.
.
Hace 50 años en Estados Unidos un negro no podía ir a la Universidad, no podía sentarse en los mismos asiento del autobús que un blanco, tenía que entrar en otros aseos públicos. En la tierr de la libertad un negro era un ciudadano de segunda. En el sur profundo, para los encapuchados del Ku Klux Klan incluso era un blanco de primera.
.
Y hoy un negro ocupa la Casa Blanca.
.
Dicen que el pueblo americano perdió su inocencia con el asesinato de Kennedy y que despertó de su ensimismamiento ombligular (¿existe esa palabra?) con el 11-S. Es posible que tener a un Presidente negro sea una prueba de madurez. Que ya todo, de verdad, sea posible en la tierra del Sueño Americano, quizá ese sueño no pare aquí y un día de estos, en estricta aplicación de aquella vieja cantinela de "América para los americanos", la Casa Blanca esté ocupada por un nativo americano.
.
Sinceramente creo que lo mejor que nos podía pasar ahor a todos es que se Obama y no McCain quien esté recorriendo la avenida Pennsylvnia rodeado de 20.000 agentes de la ley y el orden y de millones de orgullosos e ilusionados yankis, estamos en tiempos de zozobra y un poco de ilusión no viene nada mal. Solo deseo que no cunda el abatimiento cuando contrariamente a lo que muchos creen en su inocencia, Obama también se dedique a guerrear. Y antecedenes no le faltan, porque eran Demócratas los presidentes que llevaron a USA a la II Guerra Mundial, a Irak, a Bosnia... esperemos solo que Obama no traiga unicamente ilusión, sino también resultados.

7 comentarios:

Antonio Rentero dijo...

Pido perdón por el tamaño y formato de algunas fotos como la de hoy... yo le digo al blog que la ponga a tamaño pequeño pero no me hace mucho caso :-(

Wunderk dijo...

Estoy contigo. Está muy bien la esperanza y la ilusión que transmite Obama. Sin duda hoy es un día histórico.

Pero ahora habrá que ver en qué quedan las palabras y si hay algo más que una estupenda imagen. Así que aquí estamos todos, impacientes, a la espera de los hechos.

Ojalá que podamos remontar esta crisis porque hay gente que lo está pasando muy mal.

Y por las fotos no te preocupes que están muy bien.

Wunderk dijo...

Supongo que habrás visto un párrafo de este estupendo artículo en La Opinión. Un abrazo.

Tigretón dijo...

Im-presionante. En dos palabras. Un espectáculo. Pude ver desde las 5 menos cuarto (CNN) todo el ceremonial de la toma de posesión.

Me llamó la atención todo: la cantidad de público que había (pese a la gélida temperatura de Washington DC); el efusivo abrazo que se dieron un muy envejecido George Bush (padre) y Bill Clinton (¿Sería esto posible en España entre dos expresidentes, representantes de partidos distintos?¿entre González y Aznar, por ejemplo?); la omnipresencia de la bandera (sin avergonzarse por ello), de la historia (breve), de la tradición; de los valores espirituales (de Dios. Aquí pretendemos olvidarlos, discutiendo si en las tomas de posesión debe haber un crucifijo. La tradición judeocristiana y romana, presidida por un edificio neoclásico, inspirado en el arte romano); y del discurso de Obama la idea de unidad frente a las adversidades económicas,o el llamamiento a la derrota del terrorismo.

Por cierto, curiosidades: Abraham Lincoln era republicano, abolicionista; J.F. Kennedy defensor de los derechos de los negros, era demócrata como Obama, pero fue su sucesor tras su asesinato, Lindon B. Johnson, el que promulgó la Ley de Derechos Civiles, equiparando ciudadanos de todas las razas; por otra parte, Kennedy evitó una III Guerra Mundial (Crisis de los misiles), Johnson se metió de lleno en la Guerra de Vietnam...

Ramón Monedero dijo...

La pena es que tal y como le ha dejado Bush el país (y el mundo) a Obama, éste no pueda llegar a ser ni la mitad de buen presidente que podría haber sido. Quien sabe, tal vez en una segunda legislatura...

Antonio Rentero dijo...

Wunderk, no lo he leído, ¿link? ;-)

Tigre, anoche en Onda Cero un yanky lo explicaba muy bien. Sus expresidentes se llevan bien entre sí pq aquel país es enorme, asimilable a nuestra Unión Europea por tamaño y población... y el equivalente a nuestros Aznar y ZP serían los Gobernadores de los Estados... que ahí ya sí que hay quien no se puede ni ver.

Nos falta esa grandeza, la de asimilar el bien común y anteponerlo a nuestras pequeñas miserias individuales. Les envidio en eso. Aquí no, aquí primero somos de nuestro pueblecico. después de la comarca, luego... así nos va.

Ramón... no empecemos a poner la venda antes de la herida, que ya me parece el colmo empezar a decir que cuando a Obama le salgan mal las cosas "es culpa de Bush".

Eso funciona aquí en España, que todo es culpa de Aznar. De hecho creo que su abuelo ya era ganadero y fue quien crió a Islero.

(N. del A.: Islero es el toro que mató a Manolete).

Tigretón dijo...

Totalmente de acuerdo, Antonio.
Además creo que tampoco existen tantas diferencias entre demócratas y republicanos, porque mantienen unos valores comunes (aquí a veces ni eso). Hubo diferencias de gobierno, pero no convulsión entre Carter, Reagan o Clinton, o entre Bush I y Bush II. Son diferencias en política interna, economía, o política exterior, pero básicamente siguiendo unos principios comunes, en los que se inspira una Constitución de más de doscientos años de historia (lo cual no significa que esté obsoleta, aparte de adaptarse a la realidad social e irse "enmendando").

Incluso el propio Obama, que recoge el "testigo" de esa tradición, y al que se le ha tachado de radical o incluso de socialista, podrá introducir cambios pero siempre tendrá que ser fiel a la forma de gobernar su país y a esos principios.

¿Aznar? ¿También lo de Manolete? "Joer", ya sabía eso... Como se enteren en cierto grupo mediático... y no te digo nada algún político de otros "concetos"