24.6.08

Noche de fuego, metal y musica


Hermosa iniciativa del Museo de la Ciudad para entrar en la Noche de San Juan.
.
La noche mas corta del año, la noche en la que el fuego se hace protagonista, la disfrutamos el que suscribe, Carolina y Lola, en el embriagador jardincico posterior del citado Museo, rodeados del unico vestigio de jardin musulman, heredero del antiguo Huerto Cadenas o Junteron, situado en la zona y que se regaba con la acequia Caravija que conserva la ciudad, y con un exquisito programa musical de piezas de la clasica musica europea en combinacion con la moderna musica del otro lado del charco.
.
El quinteto Brass Murcia (dos trompetas, trombon de varas, tuba y trompa), integrado por virtuosos miembros de la Orquesta Sinfonica de la Region de Murcia, atacaron en primer lugar "España" de Emmanuel Chabrier, una seleccion del "Carmen" de Bizet, "Sevilla" y "Orgia" de los maestros Albeniz y Turina y nos llevaron hasta el descanso con unas "Estampas de Palermo" del argentino Jose Carli.
.
Enseguida se creo una magica complicidad entre los cinco instrumentistas y el medio centenar largo de privilegiados que asistiamos a tan agradable concierto, al aire libre de esta aun fresca Murcia del recien estrenado verano, bajo las palmeras y con la ocasional fragancia que traia la brisa de los cercanos rosales, de los arrayanes y de los magnolios.
.
En la segunda parte las melodiosas composiciones proceden de Estados Unidos, como denominador comun tienen la pertenencia a grandes clasicos del musical, como un "poutpuorri" extraido de "West Side Story" de Bernstein, el delicioso "Summertime", momento en que el vello se eriza en el cuello y un escalofrio de puro deleite recorre la espalda, pieza que forma parte de la opera jazz "Porgy & Bess" de Gershwin, quien repite con la fresca y divertida "I got plenty o´nuttin". Termina la segunda parte con los familiares acordes de "Chorus line" de Marvin Hamlisch y el broche lo pone "Bella Maria de mi corazon", de Farhan Mizra, composicion que popularizo curiosamente Antonio Banderas al cantarla en su primera gran incursion cinematografica en Hollywood, "Los reyes del mambo".
.
La corriente de simpatia era mutua entre publico y musicos, incluso llego a que se acogiera con una simpatica camaraderia la pequeña confusion al inicio de una de las partes del "poutpourri" de "West Side Story", cuando el trombon de varas ataco el comienzo mientras uno de los trompetas seguia sujetando con pinzas sus partituras, y ante la divertida mirada del trombon que se interrumpio y exclamo un "pero que pasa", el trompeta entre sonrisas nos explico que siempre les sucede alguna anecdota con esa pieza.
.
Al final, mientras preparaban el bis, se me ocurrio comentar (estabamos en primera fila) que podian tocar el "Chiki chiki", uno de los musicos me escucho y no tardo en decir en voz alta "por aqui nos piden el Chiki chiki". Gracias a Dios todo quedo en unas risas y en un bis doble, con el que nos anunciaron que acababa su repertorio porque no tenian preparadas mas interpretaciones, en el que nos regalaron "My way" de Sinatra y un melancolico "Yesterday" de The Beatles, la guinda a tan magnifico pastel.
.
Hemos disfrutado esta noche de la musica, de la cercania del fuego sanjuanero, del sonido que el aire exhalado por los pulmones arranca al metal dorado como las llamas, de una compañia inmejorable en un lugar tan recondito y cuasi desconocido como delicioso. No se me ocurre mejor forma de pasar esta noche magica que supone el paso del ecuador del año.

5 comentarios:

Kpax dijo...

ayer cuando regresaba a casa por la noche despues de trabajar recordaba de chaval las historias que organizabamos con la hoguera, lo viviamos logicamente con la intensidad que lo hacen los crios, de todas formas, anoche el tiempo en Cantabria no acompañó.
un saludo

Anónimo dijo...

Mágica en verdad esta noche de San Juan. En ese rinconcito íntimo,la música parece formar parte de ti, el corazón se te acelera y el cuerpo se deja llevar por un suave movimiento que nadie,excepto uno mismo,es capaz de apreciar.
Por su parte caballero,otra nueva descripción acertada del lugar, de la atmósfera y de la gente que allí estaba.

Antonio Rentero dijo...

K-Pax, lo bueno y lo malo de tu hermosa tierra es el clima, pero no me negarás que una hoguera en medio de la oscura y fría noche y la bruma de una playa norteña no son atractivos suficientes para además pillarse un catarro que nos tenga de baja hasta el finde :-)

Querido anónimo (¿anónima?), yo no podría haberlo descrito mejor, si acaso con más palabras y adorno.

Sí creí advertir, no obstante, como la música mecía los pies, las manos y los hombros de cercanas espectadoras. La música es como el bífidus del anuncio de Jose Coronado, lo que hace por dentro se nota por fuera.

Alguien menos sensible y más basto podría afirmar sin márgen de error que la música, determinada música, mola que te cagas.

Ramón Monedero dijo...

Por cierto, enhora buena, has incluido un par de frases que no tiene desperdicio. La de tu madre con "Péridods" es antológica y Miguel Ángel también tiene un par impagables. Muy bueno lo de rememorar cometarios como los de Isabel en el maratón y tu amiga descifrando un mensaje me la guardo, muy buena...

Antonio Rentero dijo...

Gracias, Ramón. La verdad es que siempre me falta alguna frase que se me olvida poner (de hecho acabo de acordarme de una, ahora la incluyo) pero es mi particular forma de homenajear esas pequeñas perlas que de manera cotidiana alguien suelta a mi alrededor.

Tb hay al menos una tuya auténticamente histórica :-)

Los Maratones y sus integrantes son una fuente de frases míticas de antología.