30.6.08

¡¡¡ES-PA-ÑA!!!


Hemos podido. Vaya que si hemos podido.
.
No era Españal, era Brasil quien ha jugado la Final de la Eurocopa 2008. Por fin, tras decadas de maldicion, mala suerte e injusticias, España ha ganado un titulo de los importantes, de los que consolidan a un pais como potencia en una disciplina que para muchos es mas grande que la vida, el futbol.
.
Yo reconozco que lo de ver a veintidos muchachos (algunos algo carlancos ya) pegarle patadas a un balon (y entre si) durante hora y media no me entusiasma. Sigo la Liga obligado por el atracon informativo que, quieras o no, te encuentras en cualquier medio de prensa, y solo acudo a la llamada del dios balompie en eventos relevantes como el que nos ocupa. O cuando juega Brasil, porque todo el mundo sabe que el futbol es ese deporte donde se enfrentan un monton de selecciones nacionales pero al final siempre gana Brasil o Italia.
.

España ostenta desde hoy el orgulloso titulo de Campeona de Europa, y es justo reconocer que pocas veces nuestra Seleccion nacional ha jugado con tanta contundencia, con tanta seguridad, ganando todos los partidos (habia veces que llegabamos a los cuartos, ya devaluados como malditos, habiendo perdido algun partido en fases previas... esta vez pleno total) y si me apuras, hasta sin hacernos sufrir.
.
Yo no se que tiene el futbol que incluso a personas como yo, que soy del Murcia porque he nacido aqui (si fuera de la bella Gijon seria del Sporting, por cierto, recien ascendido), y que no "sentimos los colores", es capaz de hacernos vibrar con cada jugada de gol inminente, que puede hacernos gritar GOL como si Torres fuera nuestro amigo de toda la vida, que nos emociona hasta el punto del humedecimiento ocular cuando vemos a Ramos con una foto del malogrado Puerta en la camiseta o a Palop con una camiseta identica a la que Arconada llevaba aquella triste tarde de hace 24 años cuando la mala fortuna quiso que el balon que disparo Michel Platini desde fuera del area se le resbalase por debajo del costado y nos dejase saboreando la hiel del subcampeonato. Hoy Palop ha recibido, con la legendaria camiseta de Arconada, verde y negra, la medalla de Campeon de Europa de manos del propio Michel Platini, Presidente de la UEFA, acabando asi con el mal sabor de un amargo recuerdo y reivindicando una fugura tan legendaria como la de Arconada, que fue en la infancia de mi generacion un heroe asimilable al actual Iker Casillas, alguien que ya es Historia viva del Futbol Español y a quien le queda aun por delante una carrera prodigiosa.
.
Pero con todo, lo que me llena de alegria en estos dias ha sido la reivindicacion de España, como conjunto de diversidades, sensibilidades e individualidades, que somos capaces llegado el caso de unirnos tras un mismo grito y olvidar todo lo que nos separa, nos enfrenta y nos divide. A pesar de que, como siempre, ha habido voces discordantes, lo importante, lo que me emociona, es ver que millones de españoles han sentido que formaban parte de algo comun, quiza tan banal como un simple partido de futbol, porque no nos engañemos, mañana es dia 1 y habra que pagar la misma hipoteca que si hubieramos perdido esta final, LA FINAL, porque desde ahora se escribira con mayusculas.
.
Esta tarde paseaba horas antes del partido por las calles de Murcia y veia banderas de España en los balcones, en los coches. Un testimonio de que estamos ahi, apoyando esa causa que defendian esta noche once titulares, tres reservas, un entrenador y el azar de una esfera de cuero sintetico. Y me he alegrado esta noche en la Redonda, el Celebrodromo capitalino por excelencia, al ver la sonrisa en la cara de miles de personas. Era la primera vez en mi vida que iba a la Redonda a asistir a una celebracion futbolistica, y realmente sentia que formabamos parte de algo que nos unia, todos compartiamos la misma alegria.
.
Ahora esto pasara, en unos dias el fervor se atemperara, seguiremos sonriendo al recordarlo, muchos seguiran llevando en el movil alguna foto de Torres celebrando el gol, de Iker alzando la Copa con unos brazos que llevaban la fuerza de millones de españoles, pero todo pasara.
.
Durante unos dias, esta semana, muchos saldran a la calle con la camiseta de la Seleccion, iran al trabajo llevando una bandera de España en la antena del coche, se saludaran con el claxon cuando se crucen con otro vehiculo adornado de igual manera... vamos a pasar unos dias bombardeados mediaticamente con este hito historico pero poco a poco ira decayendo y la gente quitara las banderas de los balcones y de la antena del coche. Pero nuestro fervor se enfriara, pese al calor.
.
El fútbol es la moderna guerra donde las naciones solventan sus controversias. De ahí la pasión con que ahora vivimos estos enfrentamientos, y cual leva medieval nos enarbolamos de banderas y caras pintarrajeadas para asistir a la confrontación contra el enemigo. Pero una vez acaba la guerra, seguimos siendo los mismos soldados. Una vez acaba el partido, la camiseta de nuestro equipo, si sentimos los colores, la seguimos llevando puesta. El estado de animo, la actitud, lo son casi todo, y en estos momentos en que nos metemos en una crisis economica, en que abandonamos una reciente epoca de crispacion politica, quiza sea pecar de buenismo pretender que todos sonriamos por la calle y nos saludemos como en la cancion "What a wonderful world" que inmortalizo la voz de Louis Armstrong, pero... ¿tanto nos costaria?
.
Si ya hemos dado el paso de dejar de matarnos en el campo con armas a conformarnos con que una docena de muchachos corran tras el balon sobre el cesped, ¿tanto costara que sigamos sintiendonos unidos en algo mas grande, donde cabemos todos?
.
Porque cabemos todos, los que se pintan la bandera de España en la cara, los que no se ponen la camiseta dela Seleccion, los que gritan hasta la afonia, los que aplauden con estoicismo, los que frisan el infarto, los que se tapan los ojos cuando lanzan un penalty, los que comen pipas, los que fuman puros, los que odian al mundo durante una semana cuando el partido sale mal y los que salen del campo sonriendo porque la vida es algo mas que el futbol.
.
Si 22 chicos cogidos de equipos de media España y parte del extranjero son capaces de hacer una piña y lograr un objetivo comun vestidos con la camiseta roja y sintiendose unidos bajo la bandera de España, los demas, manteniendo nuestra individualidad, sensibilidad y diversidad, tambien deberiamos ser capaces de sentirnos identificados y representados, junto con los 45 millones de españoles que nos rodean , por el elemento comun que tenemos, España, un pais, una Historia, unas costumbres que nos hermanan y que estos dias la gran mayoria no hemos tenido mayor problema en identificar con una bandera y un himno.
.
Y por supuesto, que luego cada cual asuma su personalidad concreta y la reivindique, por supuesto, como Ramos envuelto en la bandera de Andalucia o Senna, de origen brasileñño, envuelto en la bandera del Villareal.
.
Por eso, porque España es diferente y porque en España todos somos diferentes pero todos somos españoles, porque hoy nuestros colores han llegado a lo mas alto, ¡¡¡VIVA ESPAÑA!!!.
.
Y ahora... a por el Mundial. No hay enemigo pequeño.

6 comentarios:

Tigretón dijo...

Jode! Pues haberme llamado hombre. Claro que yo estuve en "tribuna", desde mi balcón.

Lo de anoche "entrará en los canales de la Historia" (que diría Carmen Sevilla)

Y al final, lo reconozcas o no, eres futbolero. Del buen fútbol, claro, pero futbolero.

Viva España!!!

El Circulo de Mauri dijo...

Ya nos tocaba. 44 años esperando esto.
¿Pero cuanta gente había por las calles? Si parecía el día del bando pero cambiando el traje de huertano por la camiseta roja.

¡¡¡Viva España!!! y ¡¡¡Viva Estrella de Levante!!! Que yo sin mi cerveza fresca no soy capaz de ver ningún partido.

taun dijo...

Yo soy español, español, español.
Yo soy español, español, español.
Yo soy...

En Colón la fiesta se alargó hasta las mil de la noche. Nunca he visto tal muestra de amistad y buen rollito. Ni una pelea o altercado. Todos unidos, caminando por la castallana.

Sobre las 3 de la noche comenzaron a cargar los antidisturbios, esos nunca están de fiesta, aunque siempre estén hasta las cejas de cocaina. Disparando las escopetas a bocajarro, a la cara.

Siempre habra alguien que busque el lado malo de todo. Yo no, desde luego.

sushi de anguila dijo...

Rentero. Nada más que decir, salvo que yo, por mis condicionantes familiares soy mil veces más futbolero que tú, pero no te supero ni un ápice ni en patriotismo ni en apoyo a la selección. En eso no hay quien te gane. Un abrazo, amigo.

Antonio Rentero dijo...

Joder, Taun, ¿vestian de gris esos antidisturbios? :-)

Mauri, anda que no eres pájaro tú ni ná :-) ¿Vas bien de lo tuyo?

Tigre, no llame a nadie pq queria saborear aquello en solitario, mezclarme con la masa.

Bueno, Sushi, es que a mi no me da verguenza ser español, y me alegra que la gente comence a darse cuenta de que neustra abdnera es nuestra, ni es de Franco, ni del PP, ni siquiera de los que apoyan a una seleccion nacional de futbol, baloncesto o waterpolo o a un corredor de F1 o de bicis... esa bandera es de 45 millones de personas, que somos cada uno de nuestro padre y nuestra madre en todo lo demas, gracias a Dios... qué aburrido si no :-)

azpeitia dijo...

Yo soy vasco-español y he sido amenazado algunas veces, sigo teniendo casa en San Sebastián al lado de la playa, y siento mi tierra, pero no hasta el grado de gilipollez de esos descerebrados que han bajado de los caseríos a imponernos un vascuence artificial (el batua) construido por cuatro que se dicen lingüistas del vasco (Unamuno que era vasco dijo que era una lengua para andar en alpargatas...no se lo han perdonado nunca).
Este baño de banderas ha sido providencial...se guardarán en los armarios...pero volverán a salir...no te quepa la menor duda.
(Como eres tan prolífico Antonio te he dejado un comentario en otra página que tienes de motos y viajes)...un abrazo muy fuerte de azpeitia