18.7.07

Juán de la Cruz rumbo a Italia... Protección Civil ya ha sido alertada


No es ningún santo, este Juán de la Cruz, pero tampoco es malo, en el fondo.


El año pasado por estas fechas estábamos en plena época de ensayos de nuestro grupo "Los", pasando los días y las noches en la casa que por entonces tenía en Los Alcázares, recorriendo carreteras y caminos en la furgo/caravana, hablando de lo divino y lo humano y sobre todo de las mujeres, que todo el mundo sabe que en esta vida son lo más importante que hay, después de Dios, claro, que lo primero es lo primero, y como decía el ínclito Almela hace como 20 años, "lo primero es Dios... y luego, eso sí, follar como cosacos".


Juán de la Cruz el año pasado por estas fechas estaba pensando seriamente dejar su trabajo cómodo y acomodado de flamante abogado de empresa familiar y dedicarse a saborear la vida. Teléfono de empresa, coche de empresa, dietas, reuniones... todo eso le hastiaba porque por sus venas corre una sangre ansiosa de ver mundo, de empaparse de gente, de apurar la vida.


Como le gustaba mi espíritu motero y coincidía conmigo en que las BMW son las mejores motos del mundo, se sacó el carnet de moto y se compró una BMW, se compró un remolque y su idea era enganchar la moto a la furgo, y una vez abandonado su trabajo esclavo y rutinario, irse a vivir a algún pueblecito a orillas de algún lago italiano, buscarse un trabajo sin complicaciones (pintor de brocha gorda, repartidor... ha hecho cosas peores) y hacer lo que mejor le sale... VIVIR.


Ambos desconocíamos que el destino nos deparaba un intenso año de motos y Erasmus, de conocer gente interesante, increíbles experiencias dentro y fuera de España, de crecimiento personal en todos los sentidos y especialmente de que el país transalpino se cruzara en nuestras vidas y en nuestros corazones.


Juán de la Cruz acaba de partir para Italia, a vivir y a encontrarse con su sueño.


Yo le conozco desde que manchaba pañales y su familia y la mía están tan unidas que a él le considero como a un hermano y a su padre como si fuera el mío, y como muchas relaciones filiales, en la madurez se estrecha porque la confianza la tienes adquirida a lo largo de décadas y cuando realmente la vida empieza a ser un misterio desentrañable podemos contar con quien sabes que no te falla para no tropezar en las múltiples tinieblas que se ciernen por el proceloso camino... y además, porque recorriéndolo juntos, a tientas muchas veces, no puedes evitar descojonarte con los tropezones que das, unas veces en común, otras en solitario, y todos sabemos que nada es más divertido que ver como tu mejor amigo se resbala y se cae, porque él también se ríe al compartir contigo ese momento digno de un "Videos de Primera" anímico y comprobar que las penas del corazón duelen con el primer golpe pero luego amortiguan los siguientes y sirven para aprender.


Ambos hemos tenido la suerte de encontrar mujeres italianas excepcionales, unas se quedan y otras se van, con unas hay más éxito que con otras, pero la cuestión es que de momento yo me quedo acompañado de una walkiria veneciana rebosante de cariño y él se marcha a acompañar a una turinesa de ascendencia calabresa que no le cabe tanto carácter en su cuerpecillo pizpireto talla Benetton 012.


Juán de la Cruz ha recibido este año apelativos cariñosos como "Johnny Bravo" o incluso "Johnny Rabo" y sólo su Elenica se ha interpuesto entre él y un universo de reclamaciones de paternidad de hijos del amor entre los pueblos comunitarios (y algún extracomunitario también)... algún día hablaremos de la necesidad de erigir un monumento al amigo Erasmo.


Hace unos meses Juán de la Cruz ya tuvo oportunidad de adentrarse con profundidad en el territorio europeo al pasar casi un mes a lomos de su BMW recorriendo Francia, Suiza, Alemania, Austria, Chequia, Hungría, Serbia, Croacia, Kosovo, Montenegro, Macedonia, Grecia... y terminando en Italia, donde ahora comienza una nueva y seguro que apasionante etapa de su vida.


Hace menos de una hora estábamos tomando un té helado en el Ipanema (si hubieran canjeado las horas de estancia en esta cafetería por Créditos de Libre Configuración algunos nos habríamos ahorrado matricularnos de todas las asignaturas optativas de la carrera). Ahora va rumbo a Italia en su Audi de segunda mano comprado por poco más de mil euros casi con la única finalidad de tener un vehículo en el que transportar todos sus enseres a Turín. Mañana o pasado llegará al destino de esta nueva vida que emprende.


Le echaremos de menos los que le queremos y desde aquí le deseamos lo mejor. Pronto nos veremos, porque en octubre tiene que venir unos días, en Navidad organizaremos algún viaje para pasar la Nochevieja en Chequia o algo así con Pablotronic... pero el día a día con él ya lo hemos perdido. Él en cambio ha ganado todas las posibilidades que sea capaz de aprovechar, que seguro que son muchas.


Besicos, brother. Bacii, fratello.

4 comentarios:

fulgen dijo...

Acabo de llamar a protección civil, a los bomberos, a la poli, al 112 y a la guardiasiví.

Y no mentienden. Así que tu amigo lo tiene aquí tan crudo como yo. Tanto como Rizz2P2 en Licante.

Espero que no le hayas dao mi número, que tengo el móvil español apagao! Luego te doy el italiano (el número!!)

ed.expunctor dijo...

Llevaba muchos años sin ver esa cara. La última vez que lo vi me dijo que se iba a Lisboa, no sé cuánto tiempo hace ya, pero no llevaba barba XDD.
Salúdalo de mi parte.
Salud!

achopijo dijo...

Achooo, yo iba con Juan al cole. Saludos pa él. Menudo buen zagalón quera... el payo...

El Murcias es un pañuelo, acho...

Antonio Rentero dijo...

Caro f.
No, no le he dado tu número... de hecho le he hablado de tí someramente, más que nada pq Juan se te planta allí la primera mañana que se aburra un poco y te convence para que os vayáis a dar una vuelta por Bohemia o Transilvania o Dalmacia... y lo peor es que te vas con él, y eso no, Fulgen, ESO NO, que entonces ¿quien vigilará por nuestro cambio climático?

Ed.Expunctor:
Pues mira, precisamente esa foto está tomada en Coimbra, esta Navidad, frente a la Sé Velha, junto a la casa de donha Rosa, donde "pasemos" junto con Pablotronic, unas letonas, alguna italiana, unas chicas checas y unos portugueses maravillosos una de las Nocheviejas más especiales de toda mi vida. Le daré un besico de tu parte cuando lo vea, que en septiembre iré a verle unos días.

Achopijo:
Efestivamente, Murcia es un pañuelo y sí, el Juanito (como le dice su turinesa) es buena gente.
Saludos tb pa tí, nene.