30.7.07

Detalles maratonianos



El frigorífico de la cocina de Pedro Alberto lo podríamos calificar como un kitchen art magnetic manifesto. Impagable la fusión (como lo del Goku) de dos de sus grandes pasiones: el fútbol y el arte contemporáneo.

1 comentario:

Jonathan Fernández dijo...

Dificil de pillar para la mayoría, pero es genial... o debería decir "surrealista"

Un saludo.