31.8.09

Amanecer vacacional


Aunque el cielo de Moratalla ya está iluminado, a las 8 de la mañana el sol amanece en el Cortijo.
.
Tímidamente una esfera aún no cegadora emerge de entre los cercanos cerros y se filtra entre los árboles que bordean la piscina. El trajín de los pajaros suena por un lado, por otro los sonidos de los restos de las piñas que las ardillas dejan caer desde las ramas altas.
.
Me zambullo desnudo en el agua de la piscina. Está fresca, pero en su punto justo, el cuerpo se tonifica mientras cruzo los 10 metros bajo el agua y cuando salgo por el otro lado es como si fuera una persona nueva. Salgo y me vuelvo a lanzar para cruzar otra vez la piscina un par de veces más. Fuera me coloco bajo la ducha y comienzo a enjabonarme. Una pena no poder ducharse así todas las mañanas, en medio de la naturaleza, con el silencio roto solo por algún piar y por los crujidos y chirridos de alguna ardilla.
.
Me siento en el velador junto a la piscina y desayuno un vaso grande de leche fría con un par de croissants rellenos de chocolate mientras espero a que mi cuerpo se seque del agua fresca y que se aquieten las ondas en la superficie del agua de la piscina.
.
Unos minutos más tarde me visto, cierro el Cortijo, me monto en la moto y ya con el sol por encima de las copas de los árboles salgo ráudo hacia Murcia inclinándome sobre el asfalto en las curvas y deslizándome entre el viento en las rectas, a tiempo para estar en el despacho antes de las 10 de la mañana en este último día de agosto que tiene un sabor tan diferente para quienes nos dejamos las vacaciones para septiembre.

14 comentarios:

Tigretón dijo...

Bucólico es la palabra... Sí señor.
Y es que la luz que tienen nuestros pueblos es especial en esta época del año (Moratalla y sus alrededores por esa especial relación con la Naturaleza, al estar rodeada de ella, montes, pinos y demás)

Hasta los pintores admiran esta época del año... Y bueno, yo admiro a los que, como tú, inician las vacaciones en Septiembre, aunque a mí particularmente me produzca un poco de tristeza y morriña... porque se acaba el verano...

Antonio Rentero dijo...

El verano es un estado de ánimo.

Y eso lo dice alguien a quien en una noche encantadora de fiesta, amigos, baile y piscina una interesantisima mujer le dijo "tú eres primavera"... todavía no me he repuesto de ese piropo.

Wunderk dijo...

¡Qué maravilla!

Anónimo dijo...

Aquí cabría el titular de días atrás, ¿Crisis? ¿Qué pijo crisis?
Así se vive.
(Por cierto, eso de las ostras y los caracoles ¿no era de Espartaco?)

Antonio Rentero dijo...

Gracias por estar tan atento, querido Anónimo.

Efectivamente, acertada la cita... y sobre la crisis... en fin, pegarse un bañico al amanecer tampoco es tan caro. Siempre hay alguna balsa por ahí donde apartar su poquica de ranas y obas y salir por el otro lado nuevo... con el bifidus activo impregnándote todo el cuerpo, posiblemente ;-) pero oye, en algunos balnearios cobran por esos tratamientos...

madog dijo...

"Tu eres primavera"...A ver si era alergia;-P

Antonio Rentero dijo...

Pues no le detecté sarpullidos ni estornudos en toda la noche a la buena mujer, y eso que se arrimaba...

madog dijo...

Si se arrimaba, es que algo le picaba...lo que yo te digo ... alergia :-D

Antonio Rentero dijo...

A pesar de todo uno es un caballero... no voy a entrar a ese trapo de los picores ;-)

madog dijo...

Usted disculpe caballero, solo era una broma.
Seguro que era un elegnate y sincero piropo

Antonio Rentero dijo...

Lo era, lo era ;-)

LOLA GRACIA dijo...

Nene, mu bonico, pero qué ganas de madrugar!!!

LOLA GRACIA dijo...

¿Tu eres primavera? Precioso

Antonio Rentero dijo...

A mi tb me lo pareció.

Y no tenía ninguna gana de madrugar, pero así no tenía que venir la noche antes a Murcia para estar antes de las 10 en el despacho ;-)