1.5.09

La gran ruta del 1 de mayo, IV





Vélez Blanco, ese pueblo donde para mayor seguridad los cajeros automáticos tienen su propio enrejado doméstico.
.
Frente al castillo del marqués de los Vélez nos apretamos un auténtico festín satanásico, con unas gambas al ajillo cuyo aceite es extraído "a juerza pan" y donde los suculentos filetes tienen un tamaño que podríamos denominar (pongo una moneda de Euro a efectos comparativos).
.
Eso sí, el archienemigo de Supermán ha logrado extender los tentáculos de su emporio hasta aquí... ¡ah, villano malandrín!
.
Cortesía de "SATANASES DEL SEGURA".
Posted by Picasa