19.4.09

El cuarto de El Pozo



Un espejo pintado de flores recoge el rincon desconchado, el sofa tapado para protegerlo del polvo, la cama recien hecha, un vetusto arcon sobre el que el ventilador resulta innecesario y un flexo que crea una atmosfera acogedora.
.
El suelo esta desgastado en algunos sitios por la humedad y el salitre, algunas hojas del cercano jardin se han colado por las rendijas de las ventanas de madera. Tengo la impresion de que duermo a medio camino entre una habitacion sin limites y un patio acogedor y recoleto.
.
El interruptor sirve para encender la luz de la calle. El sonido de la lluvia incesante y el cercano mar me arrullan, no hace mucho viento.
.
Antes de que me venza el sueño leo viejas historias de terror y ensayos sobre los mundos oniricos y de pesadilla de Lovecraft, pesadillas que vienen de tiempos olvidados y de profundidades marinas. Oigo el oleaje.
.
Duermo como un bendito hasta bien entrada la mañana. Al despertar continua la lluvia. El dia se presagia gris.
Posted by Picasa

2 comentarios:

Wunderk dijo...

¡Qué chulo!

Antonio Rentero dijo...

El sitio daba bastante cosica, seguro que mucha gente al ver el estado de la habitacion (tipico dormitorio de casa de playa que lleva un año sin abrirse y con hojarasca del jardin colandose por las rendijas) habria salido corriendo, pero era extrañamente acogedor.

Me senti mas agusto que Robert Smith (The Cure) en pijama en medio de una tela de araña...