22.4.09

El autoblogger


Con un poquico de suerte ese podría ser yo.
.
A ver, "mesplico". Hace unos meses mi querido Seat Ibiza tuvo la mala fortuna de fenecer por impacto lateral del Focus de una guapísima joven (algo es algo, también podía haber sido un desagradable vejete cascarrabias). Desde entonces estoy sin coche, lo que no quiere decir que no tenga cuatro ruedas a mi disposición... las dos de la GoldWing y las dos de la BMW, pero de vez en cuando viene bien disponer de un automóvil.
.
Aunque me encantan los coches realmente no me hace una especial ilusión gastarme un montón de Euros (que tampoco tengo) en un coche para cogerlo cuatro veces, casi me apetece más ahorrar unos pocos miles de Eypos (que es como se escribe en griego) y pillarme un Mini de los antiguos para cogerlo cuatro días a año en ciudad y salir de vez en cuando a recorrer careteras de montaña, que son las únicas en las que se disfruta de la conducción, por otra parte.
.
Pero el caso es que mientras estoy sin coche y hay veces que por una cosa o por otra se echa de menos ir sin casco, llevar a alguien al lado y no detrás, llevar techo, apoyar el brazo izquierdo en la ventanilla...
.
Y mientras, ¿quien podría facilitarme un coche?
.
Pues si tuviera unos añicos menos (la promoción es para menores de 30 años) y estuviese en USA la casa Ford pondría a mi disposición durante 6 meses un nuevo Ford Fiesta (empieza a venderse el año que viene) con la única condición de recoger en mi blog las impresiones que me cause el vehículo.
.
Vamos, que me hacía a mi falta poco anís "pa regol.lar", que me dejen un coche a cambio de bloguear...
.
A ver si alguien de por estos lares se anima a hacer algo similar. Y por favor, no sean rácanos... los mayores de 30 años podemos aportar experiencia!!!

9 comentarios:

Ramón Monedero dijo...

Joder, así yo también me hago con el cochecico...
A mi el que me ha enamorado, también de ford es el ford kuga (http://www.diablomotor.com/wp-content/uploads/2008/02/ford-kuga.jpg), tela...

Antonio Rentero dijo...

Lo he visto por la calle y no está mal, pero es que de verdad, que cada vez me gustan menos los coches modernos y más los antiguos... y no necesariamente un Mustang o un Pontiac GTO de los 70 o un Cadillac Coupé de Ville de los 60 o...

Cosicas sencillas y simpáticas como un Fiat 600 Multipla de los años 60 me entusiasman, fíjate.

Creo que si de verdad tuviese que comprarme un coche nuevo ahora seguramente elegiría el Toyota Prius, híbrido eléctrico no especialmente bonito pero económico, eficiente y ecológico.

Mierda, me estoy convirtiento en un jipi cuarentón burgués!!!

Menos mal que luego cojo la moto y salgo pegando petardazos por esas curvas de Dios :-)

Wunderk dijo...

El primer coche que tuvimos mi hermano y yo fue un Fiesta de segunda mano, qué tiempos aquellos en que todavía me atrevía a ponerme detrás de un volante...

Chulo el nuevo Fiesta pero me ha recordado un poco al antiguo Ford Sierra que tuvo mi padre (menuda máquina, que salió el coche de bueno...)

Wunderk dijo...

Ah, he puesto en Lecturas Reunidas una reseña sobre los Asesinatos de Manhattan.
¡¡¡Mil gracias por recomendarme su lectura!!!

Antonio Rentero dijo...

Me alegra que te haya gustado.

Vamos palla a comentar la jugada ;-)

Pendergast forever!!!!

Ramón Monedero dijo...

Jipi cuarentón burgues.. muy bueno... Pero si la verdad es que apuntas maneras, si...

Antonio Rentero dijo...

No sé si mandarte un ramo de flores o a mi padrinos...

Podíamos dilucidar la cuestión con unos farolilos...

nostromo dijo...

La virgen un Prius!!! menos mal que tengo un Kit de redas big-foot para mi GTO -versión Grave Digger- y puedo machacar el prius sin compasión, mietras emito miles de metros cúbicos de CO2 a la atmosfera.

Antonio Rentero dijo...

Me autocito:

"Creo que si de verdad tuviese que comprarme un coche nuevo ahora"

Evidentemente para fardar de muscle car ya tengo el Pontiac Bonneville descapoteibol de 1962 ;-)

Lo que tienes que hacer, querido primo, es hacer honor a tu condición de Marqués de La Font y venirte arriba y pillarte algo semejante a aquel Pontiac LeMans que nos enseñó en su casa "El Mestre Quino"... no te mereces menos.