12.12.07

Conectando los puntos



Mi rehén favorita me envía por email este video, que ya conocía, pero con subtítulos en español, de manera que sea más cómodo para todos quienes no conocen suficientemente el idioma inglés entender las palabras de Steve Jobs.
.
Pertenece al discurso que ofreción en la ceremonia de graduación de la última promoción de estudiantes de la Universidad de Stanford. Uno de los temas que trata se refiere a "unir los puntos", a como actividades, conocimientos, hechos del pasado, probablemente irrelevantes, inconexos entre sí, en la mayoría de los casos innecesarios, futiles, aparentemente inútiles... pueden resultar determinantes tiempo más tarde. "Tenéis que confiar en que los puntos se conectarán alguna vez en el futuro".
.
Me parece un mensaje sumamente importante, quizá nunca como ahora.
.
Es una enseñanza que encierra esperanza, pero sobre todo libertad.
.
En muchas ocasiones nos vemos impelidos a hacer algo pensando en la utilidad, en los frutos que obtendremos, en los beneficios que nos reporta, y normalmente pensamos en una amortización a corto plazo. Parece que todo lo que no implique una reacción no es una acción que merezca la pena llevarse a cabo. Y no puedo estar más en desacuerdo.
.
Quizá mi ejemplo pueda ser paradigmático porque a lo largo de mi vida he hecho multitud de cosas que no obedecían a un fin concreto, que no formaban parte de un plan maestro dirigido a un logro específico. Hay quien verá en esto una falta de objetivos, una ausencia de compromiso (porque muchas veces los proyectos se emprenden pero terminan abandonándose). Un "quien mucho abarca poco aprieta", quizá, pero es que tal vez mi intención no sea apretar nada sino posiblemente acariciar mucho.
.
Como esos pasatiempos en los que hay que unir los puntos numerados para obtener el dibujo, algunos nos empeñamos en añadir puntos a una figura, a un paisaje que en realidad tampoco terminamos de percibir qué nos quiere mostrar, pero nos divierte, nos enriquece y a la larga creo que contribuye a formarnos el mero hecho de querer seguir añadiendo puntos que maticen ese misterioso dibujo que al final es la vida y que supongo que muchos nunca consiguen ver completado, que muchos no terminan de distinguir qué representa y que en ocasiones, como me dijo mi querido Juan de la Cruz parafraseando a John Lennon, la vida es lo que te sucede mientras estás ocupado haciendo planes.
.
Steve Jobs ha triunfado en la vida pese a no haber terminado (de hecho casi ni empezado) unos estudios universitarios, algo que en la España (y en el mundo "civilizado") actual casi parece obligatorio. Ha contribuído a cambiar el mundo, a modernizarlo, a que progresemos. Ah, y de paso se ha hecho multimillonario, por si aún queda alguien leyéndome que sigue interesado en el vil metal. Y su consejo es que creer que esos puntos dispersos, aleatorios, sin significado... se unirán finalmente, creer en eso nos dará la confianza en nuestro corazón, en nuestro instinto.
.
Nos equivocaremos algunas veces, pero cuando suceda será porque lo hemos elegido, hemos tenido la libertad de elegir, de seguir nuestro criterio, a veces quizá mal informado, pero siempre sincero y honesto con nosotros mismos.
.
Y esto entronca con la segunda enseñanza de este discurso de Steve Jobs... el amor... el amor a lo que se hace en la vida, el amor a quien te rodea.
.
No es sencillo, desde luego, no es tarea fácil reconocer qué es lo que te va a motivar a levantarte por las mañanas y hacerte llegar feliz al trabajo, no siempre resulta simple encontrar quién te va a hacer feliz y que tu felicidad dependa de que esa persona sea feliz tanto como su felicidad dependerá de que tú también lo seas. Pero sin ese sentimiento tarde o temprano la amargura te dominará y nada de cuanto hagas te permitirá estar satisfecho con tu vida.
.
Dice Jobs (que, curiosamente, traducido literalmente del inglés significaría "trabajos") que en el terreno laboral ocurre como en el sentimental, y cuando encuentras lo que realmente te hace feliz lo sabes, algo en tu interior te lo dice sin lugar a dudas.
.
Finalmente el discurso nos lleva al tema de la muerte. "Recordar que vas a morir es la mejor forma que conozco de evitar la trampa de pensar que tienes algo que perder". Eso es lo que le susurraban a Julio César cuando entraba triunfalmente en Roma sobre su carro, con un esclavo tras de sí que le sujetaba sobre la cabeza la corona de laureles y que, cada cierto tiempo, entre la multitud que le vitoreaba, decía suavemente a su oído "memento mori", recuerda que eres mortal. Jobs afirma que "la muerte es posiblemente el mejor invento de la vida" porque es un agente para el cambio, un catalizador, algo que nos obliga a tomar decisiones, a hacer elecciones, y como nuestro tiempo aquí, nuestra vida, es corta, el consejo es que no malgastemos el tiempo viviendo la vida de otro, que tengamos el coraje de seguir a nuestro corazón y a nuestra intuición.
.
Creo que son unas palabras muy sabias, unos conceptos que en ocasiones vemos sepultados por los condicionantes de esta vida vertiginosa e irreflexiva a la que nos vemos abocados a diario, y probablemente si reflexionamos un poco, hoy en concreto sobre estas palabras, pero en general a lo largo de los días de nuestra vida, sobre otras muchas cosas, tras esa reflexión es probable que alcancemos a llevar a cabo acciones que tengan más sentido, que sean más acordes con lo que deseamos realmente en nuestro interior y que un día, finalmente, si no todos los puntos, al menos vayamos viendo como algunos se han ido uniendo y forman algo parecido a un dibujo reconocible.
.
Y, en cualquier caso, si no lo conseguimos, al menos habremos disfrutado mientras tanto dibujándolos. Porque sí, queridos amigos, dibujar nos encanta, aunque no nos paguen por ello. Algunos amamos dibujar. Es lo que nos hace felices.

6 comentarios:

elcirculodemauri dijo...

No me deja ver el video,pero por lo que comentas espero que mis horas de trabajo algún día conecten con los puntos de quién tiene que subirme el sueldo.

Un saludo

Antonio Rentero dijo...

He encontrado un PDF con la traducción del texto del discurso ;-)

http://blog.fitopaldi.net/wp-content/files/2006/02/SteveJobs.pdf

LOLA GRACIA dijo...

Qué bonico eres, Rentero. Muchas gracias.

Antonio Rentero dijo...

Siempre al servicio de una dama, no espere usted menos de mí ;-)

LOLA GRACIA dijo...

Me ha encantado lo de los puntos y la verdad es que tengo esa fe. No sólo eso.La realidad me lo está demostrando, sobre todo en el último año

Antonio Rentero dijo...

Es que NUNCA hay que perder la fe ;-)