1.8.11

El blog que te dije: "África" desde EL ESPEJO



Hace ya unos cuantos años que conozco a Bastet, aunque jamás nos hemos visto cara a cara.
.
Esto de Internet es lo que tiene, que te encuentras gente con la que por alguna razón sintonizas y acabas sufriendo sus penas y gozando sus dichas. Bastet tiene en EL ESPEJO no un blog sino un desahogo. Por compararla con algún referente conocido, vendría a ser como Pérez-Reverte pero con el mérito añadido de que ella no está en la Real Academia de la Lengua, no ha vendido millones de libros ni cada semana siguen su columna millones de lectores.
.
Bastet protesta y no se calla y sufre y se explaya y lucha, sobre todo lucha porque es de esas personas que nacieron con un cuchillo en los dientes y la vida (por desgracia, por suerte, por desgracia) les ha enseñado a soportar cuchilladas pero también a defenderse.
.
Pero Bastet tiene dentro una sensibilidad que se le sale por las costuras de esas cicatrices de la vida. Y una mujer dura como ella, que cuando el gélido viento de la dura vida le golpea el rostro se limita a entornar los ojos y seguir avanzando con más determinación, no puede evitar que se le agolpen las lágrimas en los ojos cuando su perra África se va alejando del mundo de los vivos.
.
Hoy quiero dedicarle unas palabras a mi amiga Bastet, no para animarla, porque no se puede animar a alguien que se encuentra en el trance de despedirse de un ser querido, pero al menos para compartir con ella parte de su dolor y compartir con vosotros lo que he comentado en su blog, imprescindible blog que es realmente el espejo de un alma.
.
Siempre he sido más de gatos que de perros, será cosa de la personalidad y/o el carácter, siempre preferí la compañía a la devoción.
.
Quizá por eso haber enterrado (literalmente, cavando la fosa yo mismo en un bancal del cortijo de mi abuelo) un par de gatos que llevaban años conmigo y que han compartido tantas penas y alegrías quizá no me haya conmovido tanto como sé que lo hará el día que (espero que dentro de muchos años) nos quedemos sin la perra labrador que tiene mi novia y a quien en poco tiempo le he cogido tantísimo cariño como el que ella demuestra.
.
Cuando me quedé sin VanGogh le hice un pequeño homenaje en el blog que algunos me dijeron que quedó quizá demasiado frío, pero aunque me acuerdo mucho de él (y de Pizarra, que murió poco después) un gato es otra cosa.
.
Un perro que se va puede doler incluso más que un amigo o un familiar, porque el perro nunca nos habrá hecho una putada, nunca nos habrá dado un sablazo ni habremos discutido con él. Ni habla mal de nosotros a nuestras espaldas.
.
El perro siente lo que sea por nosotros (cariño, amor, respeto, devoción, dependencia...) de manera incondicional.
.
Hay en Internet un chiste que dice que encierres durante una hora en el maletero del coche a tu pareja y a tu perro, y cuando les liberes sabrás quién te quiere de verdad pq sólo habrá uno de los dos que se alegrará de verte.
.
Creo que los perros, como el resto de los animales, no tienen alma ni inteligencia, pero cuántas personas que supuestamente tienen ambas nos hacen daño y nos hacen infelices.
.
Está claro que en la otra vida hay perros esperándonos.
.
Os mando todo mi cariño a ti y a África
.
Cortesía de "EL BLOG QUE TE DIJE".