8.2.11

Doce años sin Tip (santo varón)



Todavía recuerdo como si fuese ayer el día que falleció Luís Sanchez Polack.
.
Esa mañana junto con Germán y unas compañeras de clase del CEU nos montábamos en la mítica furgoneta Volkswagen Caravelle rumbo a Moratalla, a pasar la Semana Blanca encerrados en el Cortijo a base de lumbre, torrijas, varias temporadas completas de "Friends" y películas como "El Santo" ("amigos... compatriotas... ¡rusos!"[léase con "r" y no con "RR"]).
.
Algunas imágenes de aquellos días también permanecen frescas e indelebles, como Raquel vestida con el pijama de su hermano mayor haciendo alarde de su proverbial torpeza mientras por una mano le resbalaba la miel y lamía su antebrazo mientras tb le caía leche de la taza que sostenía con la otra mano por el escote... en fin, me voy del tema.
.
Tip llevaba tiempo enfermo y ya no hacía sus habituales apariciones en "El debate del estado de la nación" en "Protagonistas" de Luís del Olmo, esas mañanas de miércoles en las que Onda Cero traía risas, sonrisas y carcajadas a todos los fieles oyentes. Tip destilaba en aquellos programas destellos de genialidad sin igual, ocurrencias, desvaríos, cuchufletas, juegos de palabras, nombre imposibles, Santos Varones delirantes, opciones imposibles ("yo o soy anacoreta o trombón de varas").
.
Las horas de felicidad que este hombre nos regaló no tienen precio, no hay oro en el mundo para compensar el bien que hacía a nuestras almas unos segundos de su genio al cabo de la semana. Y de hecho aquel día, mientras íbamos en la Caravelle hacia Moratalla a pasar unos días inolvidables (avistamiento del cometa Arrieritos incluido) en la radio la gente llamaba al programa del gran Luís del Olmo a expresar sus sentimientos sobre la muerte de Tip.
.
Nunca he podido olvidar un oyente anónimo que al borde de las lágrimas manifestaba que tenía una vida muy dura y difícil y que en toda la semana su único momento de alivio, la única vez en la que podía llegar a sonreir, era escuchando a Luís Sánchez Polack, Tip. Aún me emociono al recordarlo.
.
Los que nunca hemos olvidado a Tip y seguimos repitiendo sus ocurrencias tenemos desde hace 12 años un vacío que nunca se llenará. Con Raúl Johansson, de los Johansson de toda la vida, seguimos tratándonos de "buena señora" o "buena mujer" con solemnidad e inclinando la cabeza al saludarnos, como corresponde. Ante comportamientos, por desgracia, cada vez más frecuentes de estupidez propia y ajena siempre apostillamos lo que el gran Tip le decía a Del Olmo: "la gente es tonta, Luís".
.
El surrealismo y la capacidad de crear un universo propio (incoherente, por supuesto) de Tip no ha conocido igual en el humor español. Habría que remontarse a Jardiel Poncela, Gómez de la Serna o Muñoz Seca, ilustres nombres de nuestras letras que por derecho propio constituyen un hito, un referente en el humor surrealista, chocante y que se regodea en la astracanada. Pero Tip era absolutamente único.
.
Habría que remitirse a una personalidad tan singular como la de Chiquito de la Calzada, con un humor absolutamente de otro planeta, para encontrar paralelismos en la actitud de un humorista en cuanto a abandonar por completo los lugares comunes del género y conferir a su obra una personalidad absolutamente intransferible, inimitable... por desgracia irrepetible.
.
Si Tip hubiese sido yanqui Groucho Marx sería una anécdota y Woody Allen una nota a pie de página. Pero como español no le ha quedado otra que situarse en una galería que le mete en el mismo saco que otros grandes humoristas como Eugenio, Martes y trece, Cruz y raya o los Morancos, una parada más en un museo cuando merece una basílica para él solo.
.
Más que nada para dar cabida a todos sus santos varones.
.
Como homenaje a Tip en el día en que hace 12 años que no se toma unas cervezas con una gamba, la nunca suficientemente bien ponderada historia de Mauricita, la gamba. Tip, nunca terminaremos de darte las gracias.

1 comentario:

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

pues vaya unas fechas hijas de su madre, ayer nos dejó otro de los grandes, en otro hilo, pero otro de los grandes.
Gary Moore.

besos.