15.1.10

El futuro del cine es la televisión



Un par de horas ya se han quedado cortas para contar una historia.
.
El límite actual lo ponen las pelis de 3/4 horas a las que es tan aficionado James Cameron ("Titanic", "Avatar") o las trilogías que desde el comienzo se idean como tales ("Star Wars", "El Señor de los Anillos") por no hablar de las sagas de procedencia literaria ("Harry Potter", "Crepúsculo"), algunas de las cuales sobrepasan holgadamente las 2 horas.
.
Parece que la duración habitual de una peli se va alargando con el tiempo, hace décadas estaba en poco más de una hora, se fue acercando a los 90 minutos, posteriormente el standard eran los 110 minutos pero seguimos alargando el metraje. O necesitamos dos partes... o tres... o siete.
.
En los últimos tiempos la televisión ha ido tomando el relevo como medio en el que desarrollar tramas más largas. De los telefilmes en dos partes llegamos a las miniseries de 3 ó 4 capítulos, y lo siguiente era directamente ir a las series.
.
Recientemente fenómenos televisivos como "Los Soprano", "Hermanos de sangre" ("Band of brothers") o "Roma" han demostrado cualificadamente que los niveles de calidad narrativa, interpretativa y de producción habituales en la gran pantalla no estaban reñidos con el medio catódico. Por cierto, imagino que ya dejaremos de hablar de "catódico", término que se refiere a los rayos catódicos que golpeaban la pantalla de los aparatos tradicionales de televisión (los de culo), ahora que se ha generalizado la tecnología de pantalla plana de plasma/LCD y ya no hay tubo de rayos catódicos que valga.
.
Arcos narrativos tan complejos y amplios como los de la serie "Perdidos" serían imposibles de trasladar en toda su magnitud a una película, aunque imagino que dentro de 20 años a alguien se le ocurrirá hacer la película de la serie tal y como ahora tenemos adaptaciones cinematográficas de "Los angeles de Charlie", "Los hombres de Harrelson" ("S.W.A.T.") o la inminente de "El equipo A". Hay quien defiende que las historias grandes contadas con un mayor empaque artístico y arrancando una más intensa respuesta emocional en el espectador hoy ya no se cuentan en las oscuras salas de cine sino en la comodidad del hogar.
.
Directores consagrados como David Lynch con la mítica "Twin Peaks" ya demostraron hace décadas que la pequeña pantalla era un lugar idóneo donde ampliar sin trabas su universo creativo, sus obsesiones y sus códigos estéticos. Este año podemos tener un ejemplo quizá más en "Boardwalk Empire", serie de la cadena norteamericana HBO ambientada en los tumultosos años 20 de un Nueva York reconstruído minuciosamente y dirigida nada más y nada menos que por Martin Scorsese.
.
La cosa promete bastante por lo que podemos ver en el trailer, porque sí, amigos, las series, como las películas, también tienen ya trailers. Permanezcan atentos a sus pantallas en este año grande para las grandes historias en la pequeña pantalla. Nos quedamos sin "Perdidos" pero del mismo equipo que la fabulosa "Hermanos de sangre" ("Band of brothers"), Tom Hanks y Steven Speilberg, tendremos "The Pacific", miniserie que también ambientada en la IIª Guerra Mundial nos relatará una parte del conflicto no tan explotada cinematográficamente como la parte europea de la contienda y que, si en esa "continuación" televisiva de "Salvar al soldado Ryan" que era "Band of brohters" se tomaba como base el libro homónimo de Stephen P. Andrews, en esta ocasión no creo que haya mejor inspiración que el "Diario de un marine" de E.B. Sledge, imprescindible libro que me descubrió mi admirado y querido Mariano Pérez Ródenas, compañero en la difusión del arte en el programa "Black Coffee", que dirige y presenta Lola Gracia en LaOpiniónTV , y que me permitió horrorizarme con el infierno en la tierra que supuso para los valientes soldados americanos, por ejemplo, la toma del islote de Peleliu