14.1.10

Desenterrando el pasado



Qué cierto es eso de que uno es esclavo de su palabras y que si te sientas a la puerta de tu casa verás pasar por delante el cadáver de tu propio enemigo, en este caso ajusticiado por sus propia palabras.
.
Tenemos desde hace un tiempo cierto revuelo en Murcia a cuenta del hallazgo durante las obras de un parking de los restos de un antiguo barrio árabe del S. XIII. El hallazgo impresiona por el tamaño de lo desenterrado, dado que se ha excavado la totalidad de un amplio jardín en torno al Palacio de San Esteban, en pleno centro de Murcia, sede del gobierno regional, lo que complica más el asunto y facilita su polemización y politización.
.
A las disputas previas por la mera realización del parking, el traslado de los puestos de venta que había en dicho jardín y la facilidad de los políticos (profesionales y aficionados) a utilizar como cascote arrojadizo cualquier argumento, se ha sumado la nada sorprendente presencia de restos de la Murcia mora en el subsuelo, habitual en cada solar que se excava en el centro, pero abrumador por la extensión.
.
Se ha significado especialmente la postura de un catedrático de Prehistoria de la Universidad de Murcia, combativo militante partidario de que se pongan en valor los restos que ha sabido atraer a su alrededor a un nutrido grupo de murcianos que incluso han organizado turnos de vigilancia y han colocado webcams en los balcones de los edificios circundantes para vigilar las obras e impedir que estas continúen.
.
Postura que contrasta, curiosamente, con la que él mismo defendió en 1993 cuando en las obras de la céntrica Plaza de Romea aparecieron restos similares. En aquella ocasión sí fue conveniente enterrar el barrio rescatado de las arenas del tiempo, no hubo necesidad de organizar un movimiento vecinal de oposición activa.
.
A mi me da igual que lo entierren, lo musealicen, se lo lleven piedra a piedra, vendan los cascotes o aprovechen que con las lluvias se ha inundado todo y hagan unos baños moriscos... pero ¿porque la solución de hace 17 años propuesta por el mismo sujeto ahora no sirve y entonces no se organizaron platajuntas, cuerpo de vigilantes de adoración perpetua del adobe desenterrado y se convirtió en arma arrojadiza con intereses políticos?
.
Aún digo más, si tan valioso es el hallazgo ¿porque no derribar la Gran Vía entera y desenterramos todo lo que hay debajo? ¿Y porque pararse ahí? Sigamos cavando debajo de la aljama hasta llegar al yacimiento ibero que seguro hay debajo y que seguro que tiene más valor.

6 comentarios:

Anónimo dijo...

Porque era una zona pública y puede seguir siéndola y mostrarnos un poco de nuestra historia.
Porque las cosas se estudian se analizan se discuten y se llega a un acuerdo entre todos, no se mete una excavadora y se acabó.
Porque a la mayoría nos importa el hecho en si y no las tendencias políticas de unos u otros a pesar de lo que usted pueda creer.
Y si a usted le da igual, y parece pensar que todo es política, por qué hace lo mismo. O tan conocedor es usted del tema que tiene tan claro el valor de unos y otros yacimientos?

Antonio Rentero dijo...

No soy en absoluto conocedor del tema, querido Anónimo, simplemente me interesa como curioso, como murciano y como persona con cierto afán de conocimiento de Historia y de Arte.

Por eso me gustaría que tanto lo del Romea como lo de San Esteban (como tantas otras joyas ocultas en nuestro subsuelo) pudiera verse como hoy en Barcelona el yacimiento bajo el mercado del Born, por ejemplo, bien sacado de la tierra, bien conservado, con su buena cubierta que lo proteje y facilidades para poder pasear por encima mediante pasarelas y conocer como era Murcia hace 700 años.

Ahora bien, como siempre las cosas se hacen mal por los dos lados. Ambos con su propia cerrazón.

Desde la Administración (local y autonómica) cada burro tira pa su lao sin al menos ponerse de acuerdo entre ellos, mientras desde "el pueblo", ese ente soberano cuya voluntad hay que anteponer a cualquier juicio (por "pueblo" léase "colectivo minoritario de personas organizadas en un fin común") se radicaliza la protesta con un afán digno de mejor causa.

Que no digo que no merezca la pena luchar pq la aljama de San Esteban termine siendo una montonera de cascotes, pero si desde las Administraciones deberían haberse parado, reunido a un grupo de expertos y decidir que era lo mejor, desde "el otro frente" simplemente se ha hecho seguidismo de la postura de un señor que, sin entrar en si lleva o no razón, le encanta erigirse en portavoz de atentados contra nuestro patrimonio cultural, envolverse en banderas reivindicativas y lo mismo que gana simpatías por un lado las pierde por otro.

Es así de sencillo, hay causas que se pierden por las formas y por no saber plantearlo, y otras (como esta) que se ganan por la fuerza de la chillaricia, aun teniendo toda la razón del mundo de su parte, pasando por encima de la propia coherencia, y donde dije digo pues ya no me acuerdo de nada más, curiosa desmemoria para un historiador.

Y a pesar de lo que yo pueda creer y de lo que usted, distinguido Anónimo pueda creer, a muchos carros la gente se sube y se baja simplemente con mirar quien tira de él, y eso no es cuestión de creencia sino de mirar las reacciones de la gente... por desgracia. En eso se politiza en este país hasta el fútbol (véase Laporta).

Los Del Toros en esta vida son necesarios, así como quienes le ayudan en sus reivindicaciones, pero a todos les pido coherencia.

Si hace 17 años había que volver a enterrar el pasado ¿pq hoy no? ¿es tan valioso lo encontrado, comparativamente?

Si es así, y respondiéndole con la misma ironía con la que me pregunta si soy tan conocedor del tema, le contestaré que cuando en el 2.700 hagan una obra para un parking de naves espaciales y desentierren Los Rectores me parecerá igual de interesante que la barriada extramuros que ha aparecido en San Esteban.

Y, por cierto... ¿alguien ha revisado la tierra extraída del cercano parking al otro lado del Cortinglés a ver si va mezclada con ladrillos de adobe del s. XIII?

Pq raro sería que a 20 metros de la densa aljama aparecida no hubiera ni un chamizo... ¿no tiene valor entonces ese hipotético yacimiento?

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .bastet dijo...

yo me meto en camisas de once varas cuando hablo hoy aquí, ya que desconozco las amistades y tendencias políticas de tu pueblo :P pero me ha llamado la atención esto:

Si hace 17 años había que volver a enterrar el pasado ¿pq hoy no? ¿es tan valioso lo encontrado, comparativamente?

¿pudiera ser que tuviéramos más conciencia sobre lo encontrado?
no sé, eh, es una pregunta.

besos.
por cierto !que caro te vendes!

Antonio Rentero dijo...

Ay, querida Bastet... el amor, que le hace a uno desaparecer ;-)

Por la política no te preocupes, están los mismos que entonces... y lo de entonces tapar y hoy destapar encima lo propugnaba el mismo catedrático... en fin, rectificar es de sabios, dicen, y perseverar en el error de necios. A saber.

Pero no, si es por eso, en estos 17 años no ha cambiado tanto el criterio sobre lo que hay que dejar bajo tierra y lo que hay que sacar a la luz.

Sí que reconozco que lo de entonces era un trozo de muralla y lo de hoy una parte de un barrio marginal. Seguramente más interesante para el estudio de la forma de vida de hace 700 años, aunque se está vendiendo una moto que parece que es que se quisiera desmantelar la Gran Pirámide para adoquinar una carretera... y tampoco es eso.

Ah, por cierto... que en Ayuntamiento y Comunidad Autónoma gobierna el PP (60% de votos... casi ná) y claro, en cuanto los otros encuentran clavo ardiendo donde agarrarse pues pallá que vamos. Pero con eso no te preocupes, si gobernase el PSOE con un 60% estaría la cosa EXACTAMENTE IGUAL QUE AHORA, con los vecinos protestando encabezados por un jefe de pista de circo (si es que hasta tiene esos bigotazos rizados y todo) y la oposición poniéndose del lado del respeto a nuestra identidad y nuestro patrimonio.

Es lo bueno de España, da igual quien gobierne, contra Franco se vive mejor... cambie Franco por quien esté sentado en el sillón y tan ricamente ;-)

Muchas gracias por pasarte por aquí y muchos besicos tb para ti.

Tigretón dijo...

D. Antonio, de acuerdo al 100% con tu "post", y con tus comentarios. Precisamente comentábamos el otro día, al hilo de lo de San Esteban, a nivel particular el tema de la plaza de Romea, y el tratamiento contrario al actual que se tuvo en aquélla ocasión. Es curioso también el trato que se dió respecto al "Rincón de Pepe" y "su" "Muralla" (solución salomónica en aquél caso, inaplicable a éste por tratarse de un aparcamiento y de un yacimiento de un barrio musulmán)

La movilización para unas cosas sí, y para otras ¿no?

A cada uno le duele lo más cercano, por ejemplo, los vecinos de la avenida de la Libertad están encantados con que se peatonalice (aunque ello perjudicará a otras calles y avenidas de Murcia, que se verán llenas de más tráfico y polución), en cambio a los vecinos de al lado de la Clínica de La Vega no les gusta la ampliación de la misma (actualmente paralizada por la crisis) y era curioso ver pancartas y carteles en los balcones alusivos a "no más virus", los vecinos de la zona de San Esteban han pasado del "jardín sí, parking no" al "yacimiento sí, parking no"...

En cambio, nadie protesta por nada general, por naturaleza los murcianos somos bastante conformistas

Por cierto, hablando de restos, en mi pueblo (ayuntamiento PP, pero de curiosas "inclinaciones"), los del Castillo (S.XII), tienen desde hace poco tiempo una restauración lamentable, hasta el punto de parecer "enlucidos" sus muros ¿quién se quejó de ello? pocos, muy pocos.

Apuntaré que en Astorga (León), donde estuve viviendo dos años, hay restos romanos por todas partes (más y menos interesantes, ergástula -cárcel de esclavos-, casas, puentes, termas, alcantarillado...). Era curioso, la empresa constructora que llevaba las obras al Ayuntamiento (PSOE) siempre daba con restos romanos sin valor histórico, mientras otras empresas constructoras encontraban restos tan importantes que tenían que paralizar todas las obras

Anónimo dijo...

Durante mucho tiempo se han conservado solamente murallas (construcciones militares), palacios (residencias de la clase dominante) y mezquitas (el opio del pueblo). Ya va siendo hora que se conserven las construcciones del pueblo trabajador.