22.5.07

"Acho, que mancuentro en el Everest"


Ya se puede llamar por teléfono desde la cima del Everest, el cerro más grande del mundo, con 8.848 metros.


El primero en hacerlo ha sido el inglés Rod Baber, que nada más llegar a la cima sacó su aparato (el de teléfono, para sacar el otro con esos fríos que deben hacer allí se necesitaría un tenedorcillo de esos de comer caracoles) y llamó a su contraria pa soltarle "Hace frío, es fantástico y el Himalaya está por todas partes". Supongo que también le diría que no le esperase para cenar.


La coña es que hubo que pegarle al buen hombre las baterías del móvil al cuerpo (supongo que con el siempre socorrido trozo de "esparatrapo") porque con el frío se escacharran. Eso habría faltado, pégate el viaje hasta allí arriba para que luego, para una vez que tienes cobertura, te hayas quedado sin baterías. Esto se solucionará el día en que dispongamos de esas baterías que dicen que van a sacar que funcionan con alcohol. Si se te queda el móvil sin batería te va a dar una alegría ver venir al mítico perro sanbernardo con su barrilico al cuello.


3 comentarios:

mahn dijo...

Lo peor sería llamar y que no te crean. O que tu mujer te diga, pues si tú estás sobre el Everest, yo estoy sobre el fontanero. Y ponte a correr que lo vas a pillar...

Antonio Rentero dijo...

O que llames a un compañero de farras varias y te diga "sí, vale, mu bien... pero acho... ¿hay pituquis?"

LOLA GRACIA dijo...

Si yo me voy al Everest es para que no me encuentren....