17.3.11

Nucleares sí, por favor, y ahora más que nunca


Las desgracias nunca vienen solas.
.
Terremoto, tsunami, catástrofe nuclear... a los pobres japoneses les falta que les lleven a los de "Sálvame". Mientras todo el mundo asiste aterrado a los intentos por controlar el desastre del reactor nuclear de Fukishima muchas voces aprovechan el suceso para pedir el fin del aprovechamiento energético nuclear. Cuál salmón remontando la corriente yo propugno justo lo contrario en este texto que podéis leer en PRISMABLOG, un lugar en el que conviven tres visiones de la política, ese arte de lo relativo a la ciudadanía.

2 comentarios:

Samotracia dijo...

Muy bien razonada tu respuesta (acabo de leer tu artículo). Lo ocurrido con la central de Fukushima ha sido como un experimento en laboratorio llevando al límite todas las variables, solo que de laboratorio nada monada.
Basta recordar la catástrofe de las Torres Gemelas, del Titanic, del Zeppelin,... No duele igual si te pisa un gato que si lo hace un elefante.
Aprenderemos de esto, no queda otra, a la fuerza ahorcan. De momento, mi admiración y reconocimiento a todas las personas que están empeñando sus vidas en evitar que esto vaya a más. Menos palabras y más acción, Sr Oettinger.

Antonio Rentero dijo...

Muchas gracias, Samotracia.

Es que en el fondo el progreso humano es eso, aprender de los errores y levantarte después de caer para seguir avanzando, y como bien dices, ¡pedacho experimento de resistencia!

El miedo no debería dejarnos paralizados y mucho menos deberiamos pensar en arrastrarnos por el suelo pq así no nos caeremos, con lo que eso duele.