9.7.12

Y la Ciencia avanzó que es una barbaridad


El átomo es el sistema solar que compone el Universo que llevamos dentro.
.
El núcleo es un balón de Nivea en el interior de una plaza de toros mientras unas cuantas pelotas de fútbol corren alocadas por el exterior como electrones y protones. Y corren tanto y tan deprisa que como hélices de un ventilador nos impiden atravesar su recorrido con nuestros dedos.
.
Así ese movimiento infinito es lo que nos proporciona solidez, corporeidad. Cuanto más rápido se mueven, más calor, y cuanto más calor más rápido se mueven. Sólo con el frío, con el cero absoluto, la inmovilidad llega a paralizarlo todo. Nos desmoronamos por dentro y nos atravesamos a nosotros mismos hasta caer deshechos a nuestros propios pies.
.
Y ahora dicen que creen haber descubierto el bossón de Higgs, la argamasa atómica que todo lo une. Al final tantos millones enterrados en los túneles subterráneos del Gran Colisionador de Hadrones sólo sirvieron para descubrir el amor de las partículas elementales.

4 comentarios:

A CIEGAS EN LA RED dijo...

No iba a publicar el comentario pero no me queda más remedio con ese frívolo argumento de los millones enterrados... pues eso, que la frivolidad se ha apoderado de tu parte de hombre de ciencia.

Antonio Rentero dijo...

La verdad es que el arrebato era de poesía con un puntico de ironía, no de frivolidad, y el uso del termino "enterrados" no era en absoluto despectivo.

Los poetas irónicos ocasionales siempre hemos sido unos incomprendidos, pero somos capaces de despojarnos de lo metafísico y lo ideal para defender a capa y espada que la Ciencia sea capaz de aglutinar voluntades y fondos para conseguir estos y otros logros.

Tenía otros tres párrafos de justificación escritos pero he preferido borrarlos. Lamento decirte que te has confundido en tu apreciación.

A CIEGAS EN LA RED dijo...

En absoluto, me he confundido. Poéticamente queda extraordinariamente bien, aunque entres en el ámbito de los poetas que nunca llegaron a entenderse, pero en cuanto a esa licencia , vamos a denominar poética, del amor de las partículas, " los túneles subterráneos del Gran Colisionador de Hadrones sólo sirvieron para descubrir el amor de las partículas elementales" no deja de ser una lectura ajena a los beneficios de la ciencia. Luego llega un ultrarreligioso y dice eso de "El bosón de Higgs" es el amor de Dios", o algo parecido. Ya sabes que uno es dueño sólo de sus silencios, el resto es criticable desde un punto de vista público, si lo publicas, claro. Abrazos.

Antonio Rentero dijo...

Ya lo dice el Sostres, "escribir es meterse en problemas" ;-)

Y si no hay que mezclar Ciencia y Religión, que son dos cosas bien distintas, cuando encima metemos en la ecuación el Amor...

Tenía preparado otro texto para publicar en el blog (que por cierto, lo tengo lamentablemente abandonado) sobre este mismo tema:

"Al final, el bosón de Higgs resultó ser los midiclorianos de la Fuerza".

Recordemos que en STAR WARS la Fuerza es un campo de energía matefísico y omnipresente que impregna todas las cosas del Universo, manteniendo unida toda la Galaxia.

http://es.wikipedia.org/wiki/Fuerza_(Star_Wars)