22.12.11

Hágase un favor... vea "The artist"


En los cines esta Navidad (que aprovecho para desear muy feliz a todos los que esto lean) se puede asistir a la proyección de una insólita película.
.
Es muda, en blanco y negro, ambientada hace casi un siglo en una ciudad que aún tenía en sus colinas los carteles de Hollywoodland y nos habla de triunfo y caida.
.
Es la historia de un actor, estrella del cine mudo, que sucumbe a la llegada del sonoro sin saber adaptarse a los nuevos tiempos mientras que una desconocida se eleva a la categoría de reina del recién llegado cine sonoro.
.
Entre medias tenemos un perro que es capaz de emocionar en una de las últimas escenas hasta hacer aflorar lágrimas, la consolidación de la deliciosa Berenice Bejo como los ojos y la sonrisa capaces de comerse la pantalla y el reconocimiento a Jean Dujardin como algo más que un cómico capaz de llevar sobre sus hombros el peso de homenajes al cine de los sesenta como fueron las dos entregas de "OSS 117".
.
Enorme el mérito del director, Michel Hazanavicious, de saber recuperar códigos narrativos de inicios de la Historia del Séptimo Arte y ser capaz de tener dos horas a la sala magnetizada por una narración soberbia cuyo estilo, herramientas, recursos y apariencia ya estaban pasados de moda cuando nacieron nuestros padres.
.
"The Artist" no es una declaración de amor al cine, es una proposición de matrimonio en toda regla, con el enamorado postrado de hinojos tendiendo a la amada una cajita que contiene un hermoso solitario con dos brillantes (los ojos de Bejo) engarzados en una sonrisa (la de Dujardin), burlona y deudora hasta el cariñoso plagio de la de Douglas Fairbanks.
.
En estos tiempos difíciles, duros y hasta deshumanizados que corren usted puede hacer la prueba de someterse al visionado de esta película y si sale de ella sin haberse reído, sin haber llorado, sin haber temido lo peor por la naturaleza de ese "BANG!" que le helará el corazón... en suma, si usted sale de ver esta película sin haberse emocionado usted no es humano y con toda probabilidad es un androide venido del futuro que está leyendo esto tratando de encontrar información sobre una tal Sarah Connor.
.
Y si usted es humano seguro que sabrá también ver más allá y darse cuenta de que en plena crisis (económica, de valores, de principios...) "The Artist" supone un rayo de esperanza en que podemos hacer de la necesidad virtud y que nunca, nunca está todo perdido.
.
Si además es usted francés, enhorabuena, han conseguido decirle a los americanos, jugando en terreno ajeno, además, "vosotros habréis convertido esto en multimillonaria industria... pero ojito, que el cine lo inventaron los Lumiere".